¿Qué pueden aportar las personas mayores?

Debemos de saber, que las personas mayores que participan en actividades sociales, tienen mejor salud física y mental. Es como rodearse de “amortiguadores” protectores con los familiares, amigos, vecinos, clubes y asociaciones donde funciona el apoyo mutuo. Gracias a la compañía y realización de actividades donde se sientan acompañados, los mayores notarán menos el impacto […]

Debemos de saber, que las personas mayores que participan en actividades sociales, tienen mejor salud física y mental. Es como rodearse de “amortiguadores” protectores con los familiares, amigos, vecinos, clubes y asociaciones donde funciona el apoyo mutuo.

Gracias a la compañía y realización de actividades donde se sientan acompañados, los mayores notarán menos el impacto de las pérdidas, la soledad o  incluso las depresiones.

Es altamente recomendable que nuestros mayores se sientan útiles y realicen tareas como asistir a espectáculos, bailar, cuidar un huerto, practicar algún deporte, hacer voluntariado, viajar y ser útiles. Ésta es la palabra clave para ellos, y al mismo tiempo la enemiga, pues es cuando ellos empiezan a darse cuenta que son menos útiles que hace unos años atrás, cuando se entristecen y se frustran.

Simplemente pasar algo de tiempo con nuestros mayores, y hacer cualquier cosa como reunirse con amigos, estar con los nietos, hacer la compra, ir a la cafetería, leer, pasear, ver la tele Les dará una sensación de acompañamiento y distracción mucho más que cualquier medicina.

Pasar tiempo con los jóvenes, les distrae y aporta alegría, por eso NO descuides a tus abuelos.

Y a la inversa, nuestros mayores nos aportarán un bonito y sincero cariño, pues se sentirán arropados y agradecidos porque le prestes atención y algo de tu tiempo.

Les encantará recordar sus historias de jóvenes y contar sus hazañas y salidas de los grandes baches de la vida. Esta parte humana que te aportará tu padre, madre, abuelo/a o cualquier mayor del que te rodees, te hará ver las cosas desde otra perspectiva, te nutrirá de valores fuertes, olvidándote de pequeñeces sin sentido del día a día.

Recordamos esta célebre cita: No es difícil llorar en soledad, pero es casi imposible reir sólo. Dulce María Loynaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *