Nunca es demasiado tarde para aprender: talleres de envejecimiento activo

Al llegar a la tercera edad, las personas mayores cuentan con dos ventajas: tiempo libre y mucha experiencia. Es un momento perfecto para disfrutar de todas las aficiones que se tienen e incluso, descubrir nuevas. Puede ser una etapa de la vida muy buena, incluso algunos se refieren a ella como una “segunda juventud”. Existen […]

Al llegar a la tercera edad, las personas mayores cuentan con dos ventajas: tiempo libre y mucha experiencia. Es un momento perfecto para disfrutar de todas las aficiones que se tienen e incluso, descubrir nuevas. Puede ser una etapa de la vida muy buena, incluso algunos se refieren a ella como una “segunda juventud”.

Existen multitud de cursos especializados para personas mayores en los que pueden conocer a gente y desarrollar nuevas capacidades para en definitiva, tener un envejecimiento activo.

En residencias geriátricas, gimnasios hay muchas ofertas formativas, pero realmente va mucho más allá. Hablamos también de escuelas que ofrecen una amplia variedad de cursos que van desde las manualidades, la cerámica, los idiomas, incluso la informática, pues también quieren conocer las grandes posibilidades que aportan las nuevas tecnologías en esta Era Digital.

Y por supuesto, como no hablar de las oportunidades que le brinda la Universidad a los mayores de 50 años a lo largo de la geografía española. Se trata de una alternativa tras la jubilación cada vez más demandada, motivada por las ganas de aprender y la curiosidad, por encima de la obtención de un título universitario. Tanto es así, que se han creado programas universitarios especiales para mayores, en los que no es necesario la realización de un examen sino que se valora la asistencia de un 80% a clase para aprobarla.

Bajo esta premisa surgió la Universidad Popular de la Edad Adulta (UPDEA). Una entidad sin ánimo de lucro que ofrece una amplia gama de cursos para personas mayores. A raíz de esta demanda, también se ha creado la Asociación Estatal de Programas Universitarios para Personas Mayores (AEPUM), constituida por veinte universidades de ámbito público y privado.

Pero sin duda, los talleres de envejecimiento activo y saludable donde nos enseñan a vivir según los cambios que van ocurriendo ennuestra vida ¡Aprendiendo a vivir!

Por lo tanto, tras la jubilación ¡no hay tiempo de aburrirse!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *