Aprende a disfrutar de un envejecimiento activo

El envejecimiento es un proceso natural en la vida, es la consecuencia de ir cumpliendo años, del paso del tiempo por las personas. Por tanto, la vejez es una etapa más de la vida que si se acepta con naturalidad, se podrá disfrutar de todas las oportunidades que se nos presentan, que son muchas y […]

El envejecimiento es un proceso natural en la vida, es la consecuencia de ir cumpliendo años, del paso del tiempo por las personas. Por tanto, la vejez es una etapa más de la vida que si se acepta con naturalidad, se podrá disfrutar de todas las oportunidades que se nos presentan, que son muchas y gozar así de un envejecimiento activo y saludable.

Es una etapa en la que se cuenta con más tiempo libre, pues probablemente se hayan finalizado tareas que nos han ocupado durante años como la crianza de los hijos o la actividad laboral.

Precisamente por ello, es una etapa que se nos presenta llena de oportunidades para poder hacer eso que siempre hemos querido y de seguir participando de una forma activa en la vida social y familiar a través de actividades de voluntariado, recreativas, de aprendizaje permanente, expresión cultural, etc.

A continuación se indican unas pautas para aprovechar al máximo el tiempo libre cuando la jubilación llegue a tu vida. Aprovechar este tiempo, disfrutarlo y gozar de un envejecimiento activo, debe ser un objetivo en tu nueva vida:

1. El tiempo es oro y ahora lo tienes en tus manos.

2. No te oxides. Que no se te escapen las horas, los días, las semana y aprovecha cada instante para explorar y también para descansar y relajarte.

3. Ninguna actividad puede por sí sola satisfacer todas tus necesidades. Combina las físicas con las mentales y las sociales.

4. Las alternativas para ocupar el tiempo son casi infinitas, aunque se pueden dividir en tres áreas: actividades educativas (universidades y cursos para mayores), de ocio (ejercicio físico, aficiones, viajes) y de voluntariado (social o cultural).

5. La jubilación es un tiempo perfecto para intentar cosas nuevas. Arriésgate a probar o retoma los proyectos que nunca pudiste llevar a cabo.

6. Aprovecha las numerosas posibilidades que instituciones públicas y privadas ponen a tu alcance.

7. Sé constante en tus actividades y procura diversificarlas. Caer en la rutina es cosa de los viejos tiempos.

8. Hay tiempo para todo. Combina el relax y los encuentros familiares y sociales con actividades físicas, con el aprendizaje y aprovecha tu experiencia para acciones altruistas que, a la postre, resultan ser las más satisfactorias.

9. Aprovecha para intensificar tus relaciones con los familiares y amigos, pero ábrete también a conocer a otras personas con las que compartas objetivos o criterios.

10. Disfrutar del tiempo libre te ayudará a dar sentido a tu vida, a fijarte metas, a sentirte realizado y a mejorar tu creatividad y desarrollar habilidades a veces desconocidas.

2 comments

  1. Conchi Márquez Garrido

    Me gusta mucho esta página. Soy seguidora

    1. Muchas gracias Conchi. Estamos contentos de que te guste. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *