España es el país con mayor número de ciudades amigables

León, Zaragoza, Santander , Almendralejo, Ourense, Tarragona, Guadalajara… así hasta sumar más de 40 ciudades españolas (de las cuáles 7 son extremeñas) forman parte ya de la Red de Ciudades Amigables con las personas mayores. Y no sólo eso, además, podemos presumir de ser el país con un mayor número de ciudades amigables según ha […]

León, Zaragoza, Santander , Almendralejo, Ourense, Tarragona, Guadalajara… así hasta sumar más de 40 ciudades españolas (de las cuáles 7 son extremeñas) forman parte ya de la Red de Ciudades Amigables con las personas mayores. Y no sólo eso, además, podemos presumir de ser el país con un mayor número de ciudades amigables según ha publicado la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de la Red Mundial de Comunidades y Ciudades Amigables.

Recordemos que la Red trata de fomentar el envejecimiento activo mediante la mejora de la participación, de las condiciones de salud y del aumento de la seguridad en los entornos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

Por su parte, hace ya tres años que el Imserso firmó un acuerdo con la OMS para promover apoyar y divulgar para colaborar en esta gran iniciativa para crear entornos y servicios que faciliten y promuevan el envejecimiento activa y saludable.

Pero, ¿cómo se consigue ser una ciudad amigable?

Todo aquel ayuntamiento interesado en adherirse a la Red deben comprometerse en primer lugar a fomentar la participación de las personas mayores en todo el proceso de adhesión.

Con respecto al proceso, lo primero que hay que hacer es cumplimentar un formulario http://kcy.me/1q5rl solicitando nuestro interés por adherirnos a la Red de ciudades amigables y enviar una carta por parte del alcalde o alcaldesa y el equipo municipal en el que manifiesten su compromiso con todo el proyecto y con la participación antes mencionada de los mayores en todo el proceso.

En cuanto al desarrollo del proyecto, consta de cuatro fases:

  • Fase 1. Se trata de una investigación inicial para el diagnóstico de la situación y la elaboración del plan de acción. Oscila entre 1 a 2 años.

  • Fase 2. Implementación y seguimiento del Plan de Acción. De 3 a 5 años.

  • Fase 3. Evaluación de los progresos (final del año 5).

  • Fase 4. Mejora continua (inicio del proceso con ciclos de 5 años).

Aquí encontrarás información más detallada. http://kcy.me/1q5rk

¿Sabes si tu localidad forma parte de la Red de Ciudades Amigables? Compruébalo aquí  http://kcy.me/1q5rn . Y ya sabes, si aún no, ¡a qué esperas! Tus mayores te lo agradecerán, y tú, algún día, también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *