Decálogo para mejorar la memoria

¿Recuerdas dónde aparcaste el coche?, ¿no sabes dónde dejaste las llaves?, cuando llegaste a la cocina ¿se te olvidó a qué habías ido? Estos olvidos son frecuentes en nuestra vida cotidiana y, en la mayoría de las ocasiones son fruto del estrés acumulado o de la falta de atención debido a los numerosos asuntillos que […]

¿Recuerdas dónde aparcaste el coche?, ¿no sabes dónde dejaste las llaves?, cuando llegaste a la cocina ¿se te olvidó a qué habías ido?

Estos olvidos son frecuentes en nuestra vida cotidiana y, en la mayoría de las ocasiones son fruto del estrés acumulado o de la falta de atención debido a los numerosos asuntillos que tenemos entre manos.

Siempre se dice que nuestra memoria es como un ordenador, y esto es así porque ambas procesan, guardan y trabajan con un montón de información (texto, imágenes, sonidos, etc) que en algún momento recuperamos y trabajamos con ella. Al igual que un ordenador, la mente humana necesita de tres pasos para el proceso de almacenamiento de la información. Estos son: codificación de la información,almacenamiento y por último recuperación. Cuando este último falla comenzamos a preocuparnos.

Por eso hoy quiero mostraros  un DECÁLOGO DE TÉCINICAS PARA LA CONSERVACIÓN DE LA MEMORIA. 10 truquillos fáciles de aplicar en nuestro día a día que nos ayudarán a evocar aquello que queremos recordar:

  • DORMIR AL MENOS 8 HORAS DIARIAS:  Para tener la mente descansada a lo largo del día y dispuesta a trabajar.
  • ASEGÚRESE DE QUE RECIBE LOS NUTRIENTES NECESARIOS: Una alimentación sana y completa favorecerá la conservación de las capacidades mentales. Los alimentos ricos en calcio, fósforo y magnesio ayudan a la conservación de la memoria.
  • HAZ EJERCICIO: mens sana in corpore sano. Al practicar ejercicio ayudamos a la oxigenación del cerebro, lo cual permite que éste trabaje mejor.
  • LEER UN LIBRO: La lectura ayuda a ampliar y manejar mejor el vocabulario, mejora la capacidad de comprensión del lenguaje y  fomenta la imaginación.
  • REALIZAR PASATIEMPOS: Los sudokus, crucigramas, sopas de letras ayudan a trabajar la atención, concentración y lenguaje entre otros.
  • ESCUCHAR MÚSICA: Cierto s estudios abalan que escuchar música, especialmente clásica, ayuda a mantener las funciones cerebrales.
  • ESCRIBIR: Llevar siempre a mano una pequeña libreta y lápiz nos ayuda a recordar aquello que necesitamos a corto plazo, gracias a la técnica de repetición. Escribir nuestro propio diario nos ayuda a ordenar recuerdos  y enumerar las experiencias vivida en nuestro día a día.
  • VISUALIZACIÓN: Asociar imágenes a aquello que debemos recordar ayudará a que no caiga en el olvido. Así si debemos recordar que tenemos que devolver el libro en la biblioteca imagínense a sí mismos realizando esta acción.
  • RELACIONARSE: Mantener una vida social activa nos ayudará a mantener en buena forma nuestra memoria.
  • ORDENAR RECUERDOS: Echar mano de las viejas fotos que tenemos en el cajón y realizar un álbum ordenado cronológicamente ayuda a mantener los recuerdos de la memoria a medio y largo plazo.

Ahora que dispones de un puñado de técnicas sencillas de aplicar, está en ti combinarlas, practicarlas y hacerlas tuyas de la manera que mejor se adapte a tus necesidades.

ÁNIMO Y ¡A EJERCITAR ESOS CEREBROS!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *