¿Sonríes a la vida? Beneficios de reír para la salud de los mayores

No hay mejor medicina que la risa para cualquier molestia o malestar: depresión, tristeza, angustia, desilusión además de ser un gran aliado cuando sufrimos otras enfermedades más graves. En los mayores, les ayuda a prevenir posibles enfermedades y les hace afrontar la vida con optimismo, entusiasmo y positividad, fundamental en esta etapa de la vida. […]

No hay mejor medicina que la risa para cualquier molestia o malestar: depresión, tristeza, angustia, desilusión además de ser un gran aliado cuando sufrimos otras enfermedades más graves. En los mayores, les ayuda a prevenir posibles enfermedades y les hace afrontar la vida con optimismo, entusiasmo y positividad, fundamental en esta etapa de la vida.

Los beneficios de reír para salud de los mayores son muchos y están científicamente comprobados. Te explicamos el por qué; Parece ser que la risa libera endorfinas que nos hacen sentir felices y reducen nuestros niveles de estrés. Además tiene un efecto analgésico.

Y no sólo libera endorfinas sino que reduce el cortisol, que es la hormona de estrés. Eso explica que al reírnos nos sintamos menos agobiados y más felices.

También es una gran ayuda para nuestros pulmones, porque se expanden y se reponen de oxígeno por lo que mejora la respiración y nos hace sentir con mucha más vitalidad.

Incluso nuestros músculos se relajan liberándonos de cualquier estrés. Además, una buena carcajada nos hace vibrar la cabeza que despeja nariz y oído y disminuye el insomnio.

Y no sólo eso, es que mejora las digestiones por las contracciones de los músculos abdominales, previene los infartos por los espasmos del diafragma que fortalecen los pulmones y el corazón. Y para la piel, la rejuvenece consiguiendo un efecto antiarrugas y tonificante. Sin olvidar que también aumenta la esperanza de vida porque beneficia al sistema inmunológico.

Con todos estos beneficios queda claro que ¡la risa es salud! y lo mejor de todo es que es tremendamente contagiosa. Al sonreír al alguien le estamos transmitiendo esa vitalidad y todos esos beneficios que hemos mencionado. ¿Necesitas más motivos para sonreír?

Así que, ¡elige estar de buen humor y sonríele a la vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *