La política es cosa de mayores

Los resultados de las elecciones municipales y autonómicas celebradas el pasado 24 de mayo en el territorio español han sido muy dispares debido a la variedad de partidos políticos que han presentado candidaturas. Probablemente sean las minorías de los nuevos partidos emergentes los que, al fin y al cabo, tomen grandes decisiones. Por eso, la […]

Los resultados de las elecciones municipales y autonómicas celebradas el pasado 24 de mayo en el territorio español han sido muy dispares debido a la variedad de partidos políticos que han presentado candidaturas. Probablemente sean las minorías de los nuevos partidos emergentes los que, al fin y al cabo, tomen grandes decisiones. Por eso, la democracia es así de sorprendente en algunas ocasiones.

Pero a mí, lo que me parece sorprendente, lejos de los números y de las ideologías es que en la capital de España, sean dos mujeres mayores las que se estén retando, por conseguir la alcaldía. Me asombra, positiva y enormemente que una señora de 71 años y otra de 63, de dos ideologías totalmente opuestas tengan el coraje, la fuerza e ilusión de llevar las riendas, nada más y nada menos que de la ciudad de Madrid.

A priori, ambas presentan grandes diferencias. Mientras una de ella es identificada como miembro de la derecha más conservadora, la otra hace gala de formar parte de la rama más liberal de la izquierda, por lo que los programas de las dos candidatas plantean medidas opuestas.

Sin embargo, las dos licenciadas en derecho en la Universidad Complutense de Madrid están dispuestas a dar todo de sí mismas por gobernar la tercera ciudad más grande de Europa, la capital de España, la ciudad más importante del reino.

En mi opinión es fantástico comprobar que la presencia de las personas de edad avanzada es tan importante a todos los niveles. Siempre se habla en los foros de los mayores y su representación en la vida social mediante el voluntariado, de la ayuda familiar, ayudando a la conciliación, de la discriminación positiva mediante ofertas de distintos productos, o de tenerlos en cuenta en las decisiones familiares.

Ahora los ciudadanos y ciudadanas de Madrid han decidido, siendo punta de lanza, que les gobierne no solo alguien con edad avanzada sino además una mujer.

¡ENHORABUENA POR LA DECISIÓN!

Ahora queda ver quién de las dos gana en el ring.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *