Vacaciones para las personas mayores de calidad

Llega la temporada de las vacaciones y todos nos merecemos una escapada para salir de la rutina y venir con la energía renovada. Nuestros mayores también se merecen unas vacaciones adecuadas a su gusto, para disfrutar de unos días de relax. Gracias a las numerosas ofertas actuales, cada vez son más las personas mayores que […]

Llega la temporada de las vacaciones y todos nos merecemos una escapada para salir de la rutina y venir con la energía renovada. Nuestros mayores también se merecen unas vacaciones adecuadas a su gusto, para disfrutar de unos días de relax.

Gracias a las numerosas ofertas actuales, cada vez son más las personas mayores que hacen las maletas y disfrutan de vacaciones a su medida, tanto dentro como fuera del país.

En la actualidad, viajar es posible incluso con problemas de salud, por ejemplo, en hoteles accesibles para personas con discapacidad ,en excursiones en grupo acompañadas o termalismo de salud.

Consejos para las vacaciones de personas mayores:

– Lo primero es la salud, por ello debes consultar al médico qué medicamentos llevar, la dosis, los horarios y sus equivalentes genéricos. Es imprescindible tener una lista de todos los medicamentos recetados, que especifique los efectos secundarios que podrían causar.  Asegurarse de tener suficiente cantidad de medicamentos para el tiempo que vas a estar de viaje y así no interrumpir tu tratamiento. No te olvides consultarle al médico sobre los medicamentos contra los mareos y cómo estos pueden tener algún efecto secundario con algún otro medicamento que estés tomando.

– Asegurarnos de hacer una nota con el nombre completo, dirección y teléfono de emergencia del médico de cabecera o especialista, así como de algún familiar cercano.

– Si tienes condición de várices o diabetes, problemas cardiovasculares o has sido operado recientemente, comparte con tu médico el destino que visitarás, las horas de viaje que estarás sentado, y pregúntale qué ejercicios debes hacer o qué medicamentos puedes tomar; para evitar coágulos por estar mucho tiempo inmóvil.

– Es conveniente hacer un seguro de viajero, si no lo tienes, pregunta a tu agente de viajes.

– Si eres diabético y utilizas insulina: asegúrate de llevar los suplidos que necesitas, las ampolletas y el monitor de glucosa, para continuar con el tratamiento diario.

– Guarda en la maleta la ropa de acuerdo con la estación y el destino. El clima y los cambios de temperatura pueden causar gripes que podrían afectar tus vacaciones.

– Si viajas a la costa, disfruta de una buena caminata a la orilla del mar, explora las ciudades a tu paso, observa la naturaleza y haz amistades nuevas, apuntate a clases de relajación que ofrezcan en los hoteles o las actividades que tengan programadas para la tercera edad.

¿Qué tipo de viaje elijo?

  • Turismo urbano y cultural.

Conocer lugares históricos, descubrir metrópolis importantes o asistir a exposiciones, conciertos y espectáculos musicales. Los viajes cortos son una opción interesante en cualquier época del año para personas mayores activas.

  • Vacaciones en el mar.

Los cruceros son ideales para las personas mayores que aprecian la comodidad y la sociabilidad a bordo. Estos viajes combinan entretenidas excursiones y un sin fin de actividades dentro del barco de ocio y espectáculos.

Es un ambiente ideal para conocer gente y hacer nuevas amistades.

  • Termalismo de salud

Existe un amplio abanico de balnearios donde se trabaja con énfasis en la terapia de la rehabilitación acuática y disminución del dolor. Un lugar dedicado a la mejora y curación de patologías principalmente reumatológicas y respiratorias, y secundariamente traumatológicas, digestivas, renales y/o dermatológicas a través de la utilización de aguas termales.

Un capricho para el cuerpo, que beneficiará a tu salud.

Y… ¡A disfrutar de las vacaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *