Consejos para los abuelos canguro

El pasado 26 de julio se celebró en España el Día de los Abuelos, festejo que intenta darles el reconocimiento que se merecen. Este célebre día tiene sus orígenes en el calendario católico, pues es el día que se celebra la onomástica de San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen María y, […]

El pasado 26 de julio se celebró en España el Día de los Abuelos, festejo que intenta darles el reconocimiento que se merecen.

Este célebre día tiene sus orígenes en el calendario católico, pues es el día que se celebra la onomástica de San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen María y, por tanto, abuelos de Jesucristode ahí que se haya escogido este como el “Día de los Abuelos”.

Los abuelos desempeñan un papel fundamental en la educación de los nietos, especialmente en lo que se refiere a la transmisión de enseñanzas y valores.

Se trata de una relación que genera un beneficio recíproco, ya que a los abuelos les hace sentir más vivos y útiles, les proporciona un mejor rendimiento cognitivo, se sienten más integrados y es una oportunidad para vivir una “segunda paternidad”.

El presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, SEGG, José Antonio López Trigo, recordó, con motivo del Día de los Abuelos, que hay que tener presente que cuidar de los nietos debe ser “una actividad placentera para abuelo y nieto, evitando que se convierta en una carga para la persona mayor, ya que esta situación puede conllevar, a la larga, problemas de estrés, ansiedad o depresión si los abuelos se ven sobrecargados de actividades y responsabilidades con los nietos en detrimento de sus propias necesidades”.

Para disfrutar de la tarea de cuidar a los nietos, la SEGG recomienda a los abuelos que tengan en cuenta el siguiente decálogo:

  1. Haz lo que puedas y no te sobrecargues de labores. Cuidar de los nietos debe ser una actividad placentera, nunca una carga o una labor que nos supere.
  2. Aprende a decir “No”. Ante tareas en las que no te veas capaz, o si tienes otros planes o compromisos, no tengas miedo de decir a tus hijos que “hoy no podrás cuidar de tu nieto”.
  3. No descuides tu salud. Conoce dónde están tus límites y no te olvides de tus revisiones médicas.
  4. Establece una buena comunicación. Ante cualquier problema o si la situación se te va de las manos, háblalo con tu  hijo/a. Lo mejor será establecer unas reglas básicas y que siempre haya una comunicación fluida entre ambos.
  5. Resérvate tu propio espacio y tiempo. Sigue practicando las actividades que tanto te gustan y disfruta de tus ratos de ocio.
  6. Mantente en buena forma física. Haz ejercicio, sigue una dieta adecuada y estimula tu mente.
  7. No te sientas culpable si no eres capaz de realizar las tareas como las antes. Debes pensar que ya no tienes ni la agilidad, ni los años que cuando tú tenías hijos y es lógico que las cosas no te salgan igual de bien o incluso que no puedas desempeñar alguna tarea, no te culpes por ello.
  8. Intenta realizar actividades con tu nieto que se adecuen a ti y que os reconforten a los dos. Debes pensar también en ti a la hora de planificar actividades, por ejemplo, llevar a tu nieto a un parque de atracciones puede ser demasiado inadecuado y estresante para ti, pero en cambio un paseo por el parque o unos juegos de mesa pueden resultar estupendos para pasar una tarde.
  9. Pon límites. Estar con el abuelo no significa que el nieto “haga lo que le dé la gana”. Establece una serie de normas que tu nieto debe cumplir cuando esté contigo.
  10. Disfruta de tu nieto y de los momentos compartidos con él. Intenta ver el lado positivo de las cosas y saca partido a las experiencias vividas junto a tu nieto

Fuente: https://www.segg.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *