El turismo para mayores: experiencias hechas para ti

La etapa de oro o tercera edad no tiene porque ser una etapa alicaída y de sedentarismo. ¡Todo lo contrario! Las personas necesitan un turismo para mayores. adaptado a ellos. Recientes estudios demuestran que los adultos del siglo XXI muestran una mejor calidad de vida, tras ser más activos y estar ocupados llevando una vida […]

La etapa de oro o tercera edad no tiene porque ser una etapa alicaída y de sedentarismo. ¡Todo lo contrario! Las personas necesitan un turismo para mayores. adaptado a ellos.
Recientes estudios demuestran que los adultos del siglo XXI muestran una mejor calidad de vida, tras ser más activos y estar ocupados llevando una vida plena con actividades que se adaptan a sus características y gustos.

Una de las actividades que está teniendo una buena acogida en la tercera edad es el senderismo con rutas adaptadas.
El senderismo es una practica dedicada a todas aquellas personas que les guste sentirse activas y quieran cuidar sus condiciones físicas y sentirse sanos como un roble.
Uno de los pilares clave para no sentirse mayor, es evitar el ser sedentarios y buscar cualquier ocupación que nos mantenga activos y nos haga sentir bien.

En 1984, la revista Science publicaba un artículo de Roger Ulrich en el que se explicaba cómo la ubicación de un hospital de Oregón, en un entorno natural, había conseguido reducir el tiempo de recuperación de los post operatorios y había ayudado a que los pacientes necesitaran menos medicamentos para el tratamiento del dolor, entre otras ventajas.

Los espacios naturales facilitan la realización de la actividad física, mejoran el funcionamiento del sistema inmune, ayudan a los diabéticos a alcanzar niveles saludables de glucosa en sangre y mejoran el estado de salud funcional y las habilidades de vida de las personas mayores. Los espacios naturales aumentan nuestro potencial de salud y de buen carácter.

La hidroterapia también es otra medicina natural para las personas mayores. Los balnearios además de proporcionar relax y descanso, aportan propiedades del agua beneficiosas para la salud.

Los 5 mejores balnearios históricos de España son:

  • Balneario de La Toja: contempla las frías aguas del Atlántico desde la idílica Isla de La Toja, beneficiada por un agradable microclima.
  • Balneario de Lanjarón: en Sierra Nevada.
  • Balneario Vichy Catalán: a pocos kilómetros de Gerona.
  • Balneario de Mondariz: Más de 125 años de antigüedad avalan la calidad de las aguas milagrosas del balneario de Mondariz que surgen de las grietas de la cadena montañosa que flanquea al balneario en el Valle de Tea.
  • Balneario La Virgen: estas aguas termales combina salud y diversión en un entorno paisajístico de ensueño. Las propiedades de las aguas de sus manantiales, que brotan a una temperatura de entre 30 y 34 grados, eran conocidas por tribus ancestrales y adquirieron gran relevancia a partir de la época romana.

En Latinoamérica cabe destacar:

  • El Balneario de Puntal del Este, sobre la costa urugaya, en el Municipio de Maldonado. A 700 kms. de Buenos Aires y a 138 kms. de Montevideo. Es el balneario más exclusivo de Latinoamérica.
  • Otro Balneario importante es el Balneario Los Hervideros, en Michoacan, México.
  • En la misma ciudad también destaca el Balneario Los Arcos, son balnearios del sector privado y su principal fuente es el turismo.
  • El Balneario Reñaca se encuentra en la Comuna de Viña del Mar con varios kilómetros de playa, se convierte cada año en el epicentro de la diversión veraniega y es uno de los balnearios más exclusivos dentro del Gran Valparaiso y Chile.

Apostamos por el Turismo para Mayores, apoyando a la Comisión Europea que reconoce la importancia de fomentar la actividad turística transnacional en Europa mediante el desarrollo del turismo fuera de temporada para la tercera edad.

Cabe destacar que los viajes organizados para personas de la tercera edad cuentan con médicos en sus plantillas y gente especializada que siempre estará pendiente del viajero cuando lo requiera. Además de contar con menús apropiados para personas, como bajos en sal y contar con zonas adaptadas y baños accesibles para garantizar el máximo confort.
El adulto mayor puede viajar a cualquier lado, en cualquier momento, buscando no sólo playa y sol, sino animación y paseos en distintas localidades.

¡Viajar es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *