Un amigo para toda la vida: el mejor “remedio” para las personas mayores

La frase: “Quien tiene un amigo, tiene un tesoro” es la que mejor resume este post. De todos tus amigos, siempre habrá uno especial y que siempre estará a tu lado en todos los momentos de tu vida ¡Un amigo para toda la vida! El ser humano está creado para vivir en sociedad y no […]

La frase: Quien tiene un amigo, tiene un tesoro” es la que mejor resume este post. De todos tus amigos, siempre habrá uno especial y que siempre estará a tu lado en todos los momentos de tu vida ¡Un amigo para toda la vida!

El ser humano está creado para vivir en sociedad y no aislado. Apostamos por el fomento de la socialización en la tercera edad para establecer relaciones interpersonales entre mayores que resultan de vitar importancia para huir del aislamiento social, mejorando el bienestar emocional y físico de las personas.

En los centros donde se trabaja con mayores, se les ayuda a afrontar el día de una manera más optimista, haciendo actividades, juegos o excursiones que se adapten a las capacidades físicas y emocionales de cada persona. Estas actividades les ayudarán indirectamente a relacionarse con más personas de su edad y podrán compartir charlas, recordar cosas pasadas y escribir nuevas historias.

Un estudio ha demostrado que la socialización en las personas mayores tiene efectos favorables en patologías varias, como las enfermedades crónicas, los dolores en las articulaciones, la hipertensión arterial o la diabetes. Además, sirve como cúpula de prevención de patologías del campo psico-social como la ansiedad o la depresión.

En el aspecto sociopsicológico, el adulto mayor se enfrenta a nuevas condiciones de vida por la pérdida de roles familiares y sociales que se agregan a un trasfondo de enfermedades y a una disminución de sus capacidades de adaptación. Resultan frecuentes los problemas de autoestima, depresión, distracción (diversión) y relaciones sociales.

El adulto mayor al culminar su vida laboral y jubilarse sufre un cambio muy drástico en su vida, pues al terminar su vínculo laboral pierde las relaciones sociales con sus compañeros, No sabe en que emplear todo ese tiempo que durante varias décadas utilizaba en su labor diaria y tiene la necesidad de buscar nuevas relaciones sociales.

Puntos a favorecer en las personas mayores para la autoestima:

  • Propiciar el bienestar y la satisfacción personal.
  • Potenciar la creatividad y la capacidad estética y artística.
  • Favorecer el mantenimiento de un funcionamiento psicomotriz adecuado.
  • Fomentar los contactos interpersonales y la integración social.
  • Mantener, en cierto nivel, las capacidades productivas.
  • Hacer frente a las disminuciones y limitaciones físicas.
  • Mantener equilibrio, flexibilidad y expresividad corporal.
  • Servir como medio de distensión y enfrentamiento activo al estrés y las tensiones propias de esta etapa de la vida.
  • Mantener o desarrollar la capacidad del disfrute lúdico y la apertura hacia nuevos intereses y formas de actividades.
  • Fomentar la comunicación, la amistad y el establecimiento de relaciones interpersonales ricas y variadas.

Por lo tanto, debemos evitar el aislamiento en las personas mayores encarecidamente. Hay disponibles una gran variedad de recursos enfocados al adulto mayor.

Si envejeces con un “amigo de batalla” cerca, adiós a la soledad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *