Gerontolescencencia: Adaptando términos a las realidades

GERONTOLESCENCENCIA: ADAPTANDO  TÉRMINOS A LAS REALIDADES   ¿Eres un Gerontolescente? Si tienes más de 60 años, te encuentras activo y con fuerzas y ganas de continuar con tu trabajo. Si te niegas a pasar repentinamente al sector “pasivo” de la sociedad. Si aún sientes que te queda mucho por hacer y puedes hacerlo.   ¡Enhorabuena, eres […]

GERONTOLESCENCENCIA: ADAPTANDO  TÉRMINOS A LAS REALIDADES

 

¿Eres un Gerontolescente?

  • Si tienes más de 60 años, te encuentras activo y con fuerzas y ganas de continuar con tu trabajo.
  • Si te niegas a pasar repentinamente al sector “pasivo” de la sociedad.
  • Si aún sientes que te queda mucho por hacer y puedes hacerlo.

 

¡Enhorabuena, eres un GERONTOLESCENTE!

Este simpático término fue creado por el exdirector de envejecimiento  de la Organización Mundial de la Salud, don Alexandre Kalache. A sus 62 años fue invitado a dejar su cargo en la OMS y en estos momentos es el  Presidente del Centro Internacional de Envejecimiento, con sede en Chile.

¿Qué significa?

Pues al igual que el término adolescencia hace alusión al periodo de tiempo comprendido entre la niñez y la edad adulta, el término gerontolescencia es el tiempo de transición comprendido entre el final de la edad adulta y la llamada tercera edad.

Este proceso de cambio es mucho más duradero en el tiempo que la adolescencia, pues puede alargarse entre 20 y 30 años.

Puede afirmarse que es una de las consecuencias del incremento de la esperanza de vida de las sociedades desarrolladas y en vías de desarrollo, y por lo tanto, una de las características que manifiestan las sociedades que de una manera u otra han llevado a cabo prácticas de envejecimiento activo. Es la manifestación cotidiana de la famosa frase “dar vida a los años”.

Como muchos de nosotros, nuestro amigo Alexandre, se niega a que le corten las alas por el mero hecho de cumplir años, pero ¿qué hay de la voluntad personal? ¿Qué pasa si no quiero “colgar los hábitos” todavía?

La respuesta a estas preguntas es muy sencilla: Se puede hacer el cambio de manera gradual. Es decir, si  la edad de jubilación son los 60-67 años, dependiendo de los países, él propone ir reduciendo horas de trabajo a medida que el gerontolescente se sienta más mayor; y así hasta llegar a la llamada tercera edad en la cual, la persona pasaría a ser pensionista 100 % sin ejercer actividad laboral.

Para el autor de este término, llevar a cabo políticas de jubilación del siglo XX, en las que esperanza de vida y la calidad de vida a partir de los 60, era menor, no son efectivas en pleno siglo XXI.

 

Personalmente, este planteamiento me parecer muy apropiado para los tiempos que corren. Años en los que el sector de la población que más va a crecer será el mayor de 60 años. Adaptado a las capacidades y necesidades de cada persona y capaz de generar riqueza y bienestar psicológico a la persona en transición de llegar  a la senectud.

 

¿Qué opinas?

El debate está abierto. Te invito a que compartas con nosotros tu parecer a cerca de los gerontolescentes y el sentir tan “molón” que Alexandre Kalache tiene hacia este sector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *