Revolución Senior Friendly

NO SUBESTIMES EL PODER DEL MAYOR Cada época de la historia está marcada por una característica o acontecimiento en concreto. Si echamos un vistazo a los libros de historia podemos ver que episodios como el descubrimiento de América, la Revolución Industrial, etc., marcaron un hito en la sociedad. Estos hechos necesitaron de una nueva forma […]

NO SUBESTIMES EL PODER DEL MAYOR

Cada época de la historia está marcada por una característica o acontecimiento en concreto. Si echamos un vistazo a los libros de historia podemos ver que episodios como el descubrimiento de América, la Revolución Industrial, etc., marcaron un hito en la sociedad. Estos hechos necesitaron de una nueva forma de organización, de creación de puestos de trabajo y disciplinas nuevas; cambiaron las clases sociales y cambiaron por completo lo que hasta el momento se conocía como sociedad actual.

Sin duda alguna, uno de los grandes acontecimientos que están marcando el sentir de las sociedades desarrolladas en el siglo XXI es el ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN.

Los mayores vienen pisando fuerte. Tanto es así, que casi sin darnos cuenta, en pocos años han conseguido cambiar la normativa (Ley de la dependencia), crear nuevas disciplinas (atención sociosanitaria en domicilios e instituciones por ejemplo), cambiar los programas políticos (políticas de envejecimiento casi inexistentes hace años, creación de oficinas de atención al mayor, ciudades amigables, etc.), crear recursos sociales nuevos (centros de día y de noche) y hasta se considera uno de los “intocables” de los presupuestos de cada país. Los  pensionistas son un pilar de la economía y gasto social.

No. No podemos  ignorar que somos testigos de una nueva revolución que está cambiando, como en épocas anteriores el ritmo cotidiano y la estructura social.

ESTAMOS ANTE LA  REVOLUCIÓN SENOIR FRIENDLY.

¿Y ahora, qué?

Para dar respuesta a los cambios y necesidades que estos nuevos revolucionarios nos plantean, es necesario no descuidar las políticas sociales y adaptarlas  a los nuevos retos.

¿Y eso qué es?

Las políticas SeniorFriendly (o amigables con los mayores) son aquellas que tratan de dar respuesta a las necesidades de los mayores y pone a disposición de la sociedad en general los medios necesarios para su integración, desarrollo y participación activa como ciudadanos de pleno derecho.

¿En qué consisten?

Imagínate una tela de araña. Comienza en un punto central y poco a poco se va extendiendo entrelazando los hilos con la finalidad de atrapar a su presa y que esta no tenga salida. Las políticas sociales son una tela de araña diseñada por los gobiernos cuyo centro es la persona mayor, los hilos son los distintos instrumentos extendidos de manera integral para que la presa, es decir, el mayor, no quede fuera de su red, es decir del sistema.

De esta manera los hilos se enredan en forma de:

  • Prestaciones económicas: Sistema de pensiones (contributivas y no contributivas) destinadas a las personas mayores; es el caso de jubilación y viudedad.
  • Atención sanitaria: desarrollando discriminación positiva facilitando la adquisición de medicamentos a mayores de 65.
  • Bonificaciones: bono bus para pensionistas, bonificaciones en telefonía, bonificaciones en impuestos locales por ayuntamientos, etc.
  • Protección a la dependencia y promoción de la autonomía personal: En diciembre de 2016, la llamada Ley de dependencia, cumplirá su primera década destinada a la protección de unos de los sectores más vulnerables. Gracias a ella la tela de araña se ve fuertemente reforzada mediante prestaciones y servicios con la finalidad de facilitar la vida a las personas dependientes y familiares cuidadores.
  • Creación de nuevos recursos: El recurso de centros de día y noche, son relativamente nuevos. Fueron creados como recurso intermedio entre la residencia y permeancia en el hogar, para el mantenimiento de las capacidades y promoción de autonomía de las personas mayores sin que se produzcan institucionalizaciones innecesarias.
  • Especialización de recursos existentes: Una de las consecuencias del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias asociadas a la edad.
  • Profesionalización: La revolución de las personas mayores ha cambiado el panorama profesional y laboral hasta el punto de requerir una especialización en los cuidados profesionales. Basta con mirar el programa de universidades para observar la oferta en másters y postgrados de geriatría, gerontología, directores de centros Sociosanitarios, etc. En el caso de las entidades formadoras cada vez son más las que ofrecen titulación en cuidados Sociosanitarios en instituciones y domicilios.
  • Medidas integradoras: Creación de ciudades amigables con las personas mayores capaces de adecuar, por ejemplo, el mobiliario urbano, para que los mayores se muevan mejor por la cuidad.
  • Certificado Senior Friendly: que distinguen a aquellas entidades y empresas que realizan buenas prácticas con las personas mayores.

Que no te engañen las arrugas. No podemos subestimar el poder de los mayores.  Son los nuevos revolucionarios de la sociedad actual. Es el único sector con previsión de crecimiento en los próximos años.

A nivel internacional, europeo, nacional,  autonómico y local, constituyen uno de los principales ejes de debate y diseño de acción.

La estamos viviendo.

Es la Revolución Senior Friendly

1 comment

  1. Ignacio Mañas

    Hola Angel, estoy completamente de acuerdo con tu artículo, pero además de todo lo por tí expuesto, los mayores se están organizando para vivir como quieren , las cooperativas de mayores, o cohousing. También se están organizando para recibir cuidados por temporadas en lugares especiales, el Fraccional para seniors.
    Los mayores que vienen, saben lo que quieren y si las empresas que deben dárselo no lo hacen, ellos mismos se organizan para conseguirlo.
    Las empresas que proporcionan alojamiento y cuidados a los mayores, deben empezar a pensar en nuevos modelos de negocio, que cubran una demanda creciente de necesidades diferentes, el nuevo reto de esta década en la prestación de los servicios para mayores, está en la diversidad de necesidades y su cobertura con servicios diferenciados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *