Ciudades Amigables con los Mayores Molones

Cuando te paras a penar en un lugar para envejecer, te imaginas una ciudad agradable, llena de comodidades, actividades acordes a tus gustos, eliminación de barreras que te limiten, paisajes verdes o zonas azules… Eso que te has imaginado es una Ciudad amigable. Como bien sabemos, estamos asistiendo a un fenómeno en la sociedad donde […]

Cuando te paras a penar en un lugar para envejecer, te imaginas una ciudad agradable, llena de comodidades, actividades acordes a tus gustos, eliminación de barreras que te limiten, paisajes verdes o zonas azules… Eso que te has imaginado es una Ciudad amigable.

Como bien sabemos, estamos asistiendo a un fenómeno en la sociedad donde predomina el sector de personas mayores, pero unos mayores que nada tienen que ver con la imagen del abuelo tranquilo y de vida sedentaria que había hasta hace bien poco. Ahora esta nueva generación viene pisando fuerte, muerde los años con energía, cuidan de los hijos, de los nietos y sacan tiempo para viajar, hacer deporte y ejercicio y se apuntan a cualquier actividad de ocio, se preocupan por su salud, por su imagen, les gusta cuidarse y no tienen miedo a sonreír y que se le marquen sus perfectas arrugas, esta es la generación de los Mayores Molones.

Nuestros Mayores Molones reclaman ciudades amigables. Este término de ciudad amigable con las personas mayores, proviene del año 2006 cuando la OMS (Organización Mundial de la Salud) reunió a 33 ciudades de 22 países, en un proyecto para identificar los elementos claves del entorno urbano que apoyan el envejecimiento activo y saludable.

Dicho proyecto se completó en el 2007 y dio lugar a las “Ciudades globales amigables con los mayores: Una Guía”   (“Global Age-friendly Cities: A Guide”).

 

La Guía identifica ocho aspectos de la Vida Urbana que pueden influir en la salud y la calidad de vida de las personas mayores en su ciudad:

 

  1. Espacios al aire libre y edificios.
  2. Transportes.
  3. Vivienda.
  4. Participación social.
  5. Respeto e integración social.
  6. Participación cívica y empleo.
  7. Comunicación e información.
  8. Apoyo de la comunidad y servicios de salud.

 

Conseguir una participación de las personas mayores es un elemento esencial para cualquier ciudad amigable con los mayores. En sus aportes es importante evaluar la adaptación de las ciudades, fijar prioridades, proponer soluciones y seguir los progresos en este aspecto. Todo esto bajo un respaldo de programas, servicios y políticas que respalde estos puntos.

pic - s 02

 

 

Una ciudad amigable se mira desde la perspectiva de las personas mayores, a fin de identificar en qué aspectos y de qué manera pueden ser más amigables con los mayores, más afines. Los abuelos molones de ahora, demandan unas necesidades que estaban vacías, que no contaban con ningún respaldo. Ahora los Mayores Molones quieren vivir más y mejor.

Nos quedamos con esta frase de la Global Age-friendly Cities: “Una ciudad amigable con los mayores alienta el envejecimiento activo mediante la  optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”.

[Tweet ““Una ciudad amigable con los mayores alienta el envejecimiento activo mediante la optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”.”]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *