El récord de un mayor muy molón

FRANCISCO NUÑEZ. EL  ORGULLO DE CUMPLIR AÑOS ¿Les suena el nombre de Francisco Núñez? ¿Y el apodo de “El Marchena”? Francisco Núñez, o “El Marchena”, es un señor natural de Bienvenida. Un pequeño y pintoresco pueblo de la Provincia de Badajoz de unos 2000 habitantes.       Se preguntarán qué hace hoy este señor […]

FRANCISCO NUÑEZ. EL  ORGULLO DE CUMPLIR AÑOS

¿Les suena el nombre de Francisco Núñez? ¿Y el apodo de “El Marchena”?

Francisco Núñez, o “El Marchena”, es un señor natural de Bienvenida. Un pequeño y pintoresco pueblo de la Provincia de Badajoz de unos 2000 habitantes.mapa

 

 

 

Se preguntarán qué hace hoy este señor en el blog, y por qué hablo de él.

Francisco NúñezPues bien, actualmente, Francisco  es el portador del record  mundial en  años cumplidos, 111 concretamente. Es decir el hombre más longevo del mundo. Mi compañera Judtih Arias y yo, hemos tenido el honor de poder entrar en su casa y pasar un rato con él y su hija María Antonia. La cual a sus 80 años, se encuentra en un perfecto estado de salud; tanto es así que ejerce de   cuidadora principal y espera “poder hacerlo durante muchos años más”.

 

Para poder darles la enhorabuena, nos desplazamos hasta su cálido hogar y con ellos charlamos un rato,  entre otras cosas, a cerca de la vida.

Al final del pasillo (o paso como dicen en esta zona) nos espera Francisco sentado en el salón, arropado con las faldas de la mesa camilla. Tras él una gran chimenea que da cobijo a una acogedora cocina.

 

-¡Hola Francisco!

-Hola. ¡Qué alegría tengo porque están ustedes aquí, en mi casa, conmigo!

-¡Qué bien!  Es que se ha hecho usted famoso, ahora, a sus más de 100 años.

-111 años, cumplidos por completo.

-¿Sabe una cosa Francisco? Estamos acostumbrados a que este record lo tenga una persona extranjera. Si no me equivoco le pasó el testigo un señor japonés. Cuando la persona con más años cumplidos es un español, nos ponemos muy orgullosos.

¿Sabía usted  que es, ahora mismo,  la persona con más años del planeta?

Eso me han dicho, sí.

-Yo le veo muy bien, Francisco. Muy saludable.

-No está mal, no – contesta su hija al ver que se crean unos segundos de silencio.

-Yo soy hombre para todo el mundo entero.  Y aquí estoy. Me gusta mucho que venga la gente a verme. A mí me gustaría que todos los días viniera gente a mi casa. Y sí que vienen a verme, sí.

-Creo que es  usted muy buen anfitrión y muy servicial Francisco.

-Siempre lo ha sido- contesta Mª Antonia- Él ha estado saliendo solo de casa hasta sus   105  años. Y, cuando pasaba alguien por su lado en la acera, sobre todo alguna señora, siempre se bajaba para cederle el sitio, para que pasara. Esta costumbre, hoy en día se ha perdido.

-A mí – contesta Francisco- me conoce mucha gente. Por donde quiera que voy la gente dice “por ahí va Marchena”. Y yo les digo

“De Marchena soy señores

Y lo llevo muy a gala

Porque en todas las reuniones

Mi fandango es el que gana”

 

-¡Ole! Me encanta! Pero que bien recita usted las coplas de Pepe Marchena. ¿Por eso le llamas así?

-Más que nada por el parecido que tenía al artista- contesta María Antonia- Del ayuntamiento de Marchena le han escrito y le han mandado discos de Pepe Marchena y recuerdos de la ciudad. Lo cual nosotros le hemos agradecido, claro.

-¿Le  gusta la música, Francisco?

Según y conforme. Porque hay algunos que…

-Le hemos traído unos pasodobles.  Espero que le gusten y le alegren  canciones como “España cañí,  Nerva,  Qué viva España…”

-Esas son las realidades de la vida. Un millón de gracias. Se lo agradezco en infinito.

-¿Le gusta viajar, Francisco?, ¿Ha viajado usted mucho?

-Sí. Yo he ido a muchos sitios y gente de muchos sitios ha venido a mi casa, aquí, a verme. He ido a Zafra, Badajoz y Sevilla, mucho.

-¡Qué alegría transmite usted, Francisco! Mª Antonia, ¿siempre ha sido su padre así de alegre y hospitalario?

-Sí, siempre ha tenido buen sentido del humor y siempre ha sido hospitalario con la gente que ha venido a esta casa. Aunque, cuando se pone serio y se enfada…. Lo hace bien.¿ Eh?

Interrumpe el teléfono de la familia para solicitar desde una cadena de radio una entrevista con Francisco. -¡Quién nos iba a decir hace unos años que íbamos a tener este correo de personas y medios!- María Antonia está asombrada porque siempre han sido una familia discreta que pasaba desapercibida. Desde que Francisco “se adueñó” del record, se ven en muchos medios y su casa siempre está llena de personas, hasta el momento desconocidas.

-¿Qué destacaría usted de su carácter?

-Mi padre es una persona con un carácter fuerte.

-Tienen ella más carácter que yo- Interrumpe Francisco (reímos).

-Ha tenido siempre muy claro lo que quería y ha hecho lo posible por conseguirlo. Eso sí, si ha “metido la pata” por algo, luego se ha disculpado.

 

 -Imagino que tendrá usted muchos recuerdos de todos estos años. ¿Puede decirme algún recuerdo que se repita mucho en su mente?, ¿alguno en especial?

-Los mejores recuerdos que tengo son los de mi familia.

-Le contaré una anécdota curiosa- interviene Mª Antonia– Su vecino ha tenido un nieto el mismo día que Francisco cumplía los 100 años. Ahora,  11 años después, cuando éste afirma en el colegio que su vecino  es  justo 100 años mayor y que cumplen juntos los años, el profesor no da crédito. Ha llevado su madre una foto al cole, porque no le creían.

-Aquí vienen tantas personas de tantas clases… – de nuevo Francisco- Y estoy muy conforme con estar aquí viéndoles y hablándoles y entendiéndome con ustedes; y ustedes conmigo.

-Es que usted es muy servicial. Cuando venimos a su casa y hablamos con usted y con su hija, nos sentimos muy acogidos y muy a gusto.

-Francisco, ¿qué consejos le daría usted a la gente joven?

-A la gente joven no se les puede dar consejos. Porque no lo aceptan.

-¿A qué se ha dedicado usted, Francisco?

-Yo he sido del campo. Antes había dos tipos de trabajos, los del campo, que nos dedicábamos a labrar la tierra y los “artistas” que eran los que trabajaban en el pueblo e iban siempre arreglados. Decíamos “mira cómo va, parece un artista”.

 

-Mª Antonia, usted que ha vivido siempre con él. ¿Podría decirnos qué estilo de vida ha llevado Francisco?

-Pues ha llevado una vida sana. No ha fumado, ni bebido. Ha sido una persona con mucha libertad en el trabajo. Es decir. Ha sido autónomo y  no tenía a una persona  que le hiciera cumplir con horarios o con tareas en un tiempo limitado. Ha procurado siempre huir del estrés. Y no hacerse esclavo de horarios ni  del trabajo.

Ha llevado también una completa vida social, procurando ir al bar y echar su partida. Hablar con amigos y vecinos y no quedarse en casa.

La dieta que ha llevado siempre ha sido sana y variada, lo que le ha permitido estar  activo e independiente durante mucho tiempo. Ahora le hago una dieta adecuada para personas mayores.

-¿Qué dice el médico, a cerca de Francisco?

-Pues viene de vez en cuando, porque nosotros a penas lo llamamos. De hecho hace unos tres años que no lo llamo. Se pasa por casa una vez al mes para verlo, porque en realidad no se ha puesto enfermo.

No queremos molestarles más. Entendemos que deben estar cansados  y se acerca la hora de preparar la cena para Francisco.

Agradecemos enormemente la calidez y hospitalidad con la que esta familia nos ha abierto su casa.

Enhorabuena de nuevo por hacer de su vida un record. Un ejemplo de vida saludable que ha demostrado los resultados de cuidarse y cuidar a los demás.

Nos vamos con un recuerdo muy emotivo y cariñoso de la  visita “ el mayor molón con más años de todo el mundo”.

Os dejamos algunas fotografías como homenaje a Francisco Nuñez “El Marchena”

4

3

2

foto articulo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *