Los beneficios del sueño para mayores

Alimentación saludable, ejercicio, controles médicos… todo esto nos ayuda a estar en plena forma. Pero al igual que lo anterior, dormir bien es muy importante para estar descansados y tener energía. Además de esto, dormir bien tiene otros efectos muy positivos para nuestro organismo. Fíjate en los que te comentamos ahora: Mejora la memoria: ¿Sabías […]

Alimentación saludable, ejercicio, controles médicos… todo esto nos ayuda a estar en plena forma. Pero al igual que lo anterior, dormir bien es muy importante para estar descansados y tener energía.

Además de esto, dormir bien tiene otros efectos muy positivos para nuestro organismo. Fíjate en los que te comentamos ahora:

Mejora la memoria: ¿Sabías qué… mientras dormimos las conexiones entre nuestras neuronas se debilitan? Esto reduce nuestro consumo de energía y ayuda a nuestra memoria. ¡Impresionante! Esto se debe a las conexiones neuronales porque cuando estamos en la fase REM del sueño, nuestra memoria se restaura. Esto ha sido verificado en la Universidad de Hafi donde han concluido que echarse una siesta de 90 minutos aproximadamente ayuda a que nuestros recuerdos se fijen en la memoria.

Pérdida de peso: Sí, sí, como estás leyendo. Dormir poco hace que las células grasas liberen menos hormonas leptinas, que están asociadas al apetito. Igualmente el estómago libera más grelina que también está asociada al apetito por lo que tendrás más hambre. Si duermes bien, no te ocurrirá esto.

Mejora el sistema inmunológico: cuando estás dormido, tu sistema inmunológico se recarga, de tal forma que tienes menos posibilidades de tener resfriados o cualquier otro virus. En un reciente estudi de la Universidad de Carnegie Mellon han determinado que quien duerme menos de 7 horas por la noche son 3 veces más propensas de tener resfriados.

Mejora la concentración y la creatividad: Si se duerme poco, es más complicado concentrarse dificultando las tareas diarias. Te cuesta pensar más por lo que serás menos creativo.

Reduce la depresión: Dormir bien hace posible que el cuerpo esté más relajado, tranquilo. Por lo que automáticamente produce melanina y serotonina que son las que reducen los efectos del estrés (al contrarrestar a la adrenalina y cortisol). De esta manera nos levantaremos felices y más fuertes (emocionalmente hablando).

Así que ya sabes, a descansar y dormir bien para que estés cada mañana en perfectas condiciones para andar, correr, viajar… ¡disfrutar!

Cuéntanos, ¿duermes bien?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *