Qué comer en verano

El calor nos afecta en buena parte quitándonos el hambre y muchas veces no nos apetece comer. Esto puede traer consecuencias porque no tomamos la suficiente cantidad de vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita. Además, la dieta equilibrada que llevamos manteniendo durante todo el año, en esta época nos cuesta más realizarla. Otras muchas […]

El calor nos afecta en buena parte quitándonos el hambre y muchas veces no nos apetece comer. Esto puede traer consecuencias porque no tomamos la suficiente cantidad de vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita. Además, la dieta equilibrada que llevamos manteniendo durante todo el año, en esta época nos cuesta más realizarla.

Otras muchas tenemos bastante pereza en meternos en la cocina para preparar la comida por el calor que se pasa dentro con el fuego. Pero esto se puede solucionar fácilmente, realizando recetas frescas y sencillas para el verano.

Qué recetas fáciles y frescas se pueden preparar

Si hablamos de verano, en nuestro recetario no puede faltar el gazpacho. Este fantástico y delicioso plato se puede preparar de diferentes maneras, añadiendo a los ingredientes de siempre, otros que harán la receta un poco especial: sandía, remolacha o melocotón. Como estás leyendo. A mucha gente, el sabor a verduras no les hace mucha gracia, sin embargo, añadiendo un poco de alguno de estos ingredientes, el sabor es completamente diferente.

Los ingredientes son exactamente iguales al gazpacho de toda la vida: lleva tomates, pimiento rojo, cebolla, pepino y ajo. Pero, además, se le añade un buen trozo de sandía y suaviza el sabor.  Además, como la sandía tiene mucha agua, no hace falta añadirle nada más que la sal, el aceite y el vinagre. Se cuela y se sirve bien frío, como acompañante o como entrante. Está delicioso.

Otros platos interesantes para realizar en poco tiempo y con idéntico resultado son los batidos o smoothies de frutas. Por la tarde es una gran ocasión para disfrutar de riquísimos batidos naturales añadiendo a las frutas de temporada, un poco de leche. Todo esto se pasa por la batidora y está listo para tomar. Los batidos son especialmente adecuados para personas que tiene dificultad para tragar alimentos sólidos y muchas veces se ven limitados para comer frutas o verduras. A un batido de plátano se le puede añadir una o dos galletas tostadas y tendrán un sabor exquisito.

Y, por supuesto, las ensaladas que son también las reinas del verano. En este campo hay tanta cantidad de ensaladas que se pueden preparar que sería complicado nombrarlas todas. Pueden ser de pasta, de legumbres, de hortalizas, de frutas… como ves un amplio abanico a gusto del consumidor.

Como ves, no hay excusas para llevar una dieta equilibrada este verano a la vez que se disfruta el paladar con estas ricas recetas. Y a ti, ¿cuál te gusta más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *