Ensaladas para el verano

¡Cómo nos gusta que os cuidéis! Sobre todo, cuando llega el buen tiempo que nos ponemos las pilas para coger forma para las vacaciones. Para cuidar nuestra salud y nuestro cuerpo, nada mejor que las ensaladas. Además de estar deliciosas, hay muchas diferentes que se pueden preparar y comerlas a diario. ¿Os apuntáis a unas […]

¡Cómo nos gusta que os cuidéis! Sobre todo, cuando llega el buen tiempo que nos ponemos las pilas para coger forma para las vacaciones.

Para cuidar nuestra salud y nuestro cuerpo, nada mejor que las ensaladas. Además de estar deliciosas, hay muchas diferentes que se pueden preparar y comerlas a diario. ¿Os apuntáis a unas recetas de ensaladas ricas, sanas y bajas en calorías? Venga que empezamos.

Recetas de ensaladas bajas en calorías

Las ensaladas las puedes preparar en un momento, no tienes que estar cocinando mucho y, por tanto, no te dará tanta pereza hacerlas. Recuerda aderezarlas con aceite, vinagre y sal en su justa medida.

Puedes preparar la típica ensalada mixta con lechuga, atún, tomate, aceitunas y cebolla como acompañante de cualquier plato de carne o de pescado. Es una ensalada muy socorrida y si se presentan en casa algún invitado, en un momento está hecha. Aunque cada cual le pone su toque especial añadiendo otros ingredientes como espárragos, queso fresco, pepino… eso lo dejamos a vuestra elección.

Otra ensalada que está muy rica es la ensalada de col. Se prepara muy rápidamente con hojas de col y cebolla. ¡Mira qué sencilla!

Si eres de los que te gusta añadir dulce a casi todo, la ensalada de pollo y piña te va a encantar porque, además de estos dos ingredientes, también lleva maíz dulce, apio, zumo de naranja y manzana.

Las ensaladas de pasta están también riquísimas. Puedes usar macarrones, lazos o cualquier otro tipo de pasta. Una vez cocina y escurrida se le añade tomate picado, cebolla, atún, aceitunas… ¡o lo que se te ocurra! Se puede aderezar también con un poquito de mayonesa o salsa rosa.

La ensalada césar es otra de las que pueden gustar muchísimo. Lleva lechuga, rúcula, queso en tacos, pan tostado en aceite en cubos, pollo marinado con zumo de limón y la salsa césar.

Y, como última propuesta, puedes preparar la ensalada de surimi con cebolla, apio, huevo cocido y mayonesa (mejor light).

Por supuesto que estas son sólo unas propuestas, como ya hemos dicho hay muchísimas recetas de ensaladas para el verano que están para chuparse los dedos. Esperamos vuestras sugerencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *