El día 5 septiembre es el Día Internacional de la beneficencia, y los adultos mayores quizás sean los mayores benefactores. Beneficencia significa, ayuda social o económica desinteresada que se presta a  las personas con menos recursos.

«Las grandes oportunidades para ayudar a los demás rara vez vienen, pero las pequeñas nos rodean todos los días»

Sally Koch.

Beneficencia y los adultos mayores

La definición de beneficencia es muy simple, la entrega de algo tuyo, ya sea tiempo, dinero, conocimiento, etc, de forma altruista a otra persona que carece de ello.

Por eso se puede hacer beneficencia en cualquier momento y lugar, y a cualquier edad. Pero de todas las formas de beneficencia que se puedan imaginar, hay una particularmente llamativa. Los adultos mayores que intentan dejarnos un mundo mejor.

Asociaciones, cooperativas y fundaciones de mayores

Son muchas las que podemos encontrar, con diferentes proyectos o formas  de trabajar, pero la mayoría con una misión similar, principios y valores similares, y una única visión: voluntariado y participación de las personas mayores en la sociedad.

El nuevo mayor quiere seguir sintiéndose parte de la sociedad. Y nosotros, como sociedad, deberíamos sentirnos halagados porque ellos nos quieran obsequiar con su experiencia. Justo ésta es la visión de CONFEMAC (Confederación estatal de mayores activos). «Convertirse en referentes de calidad en la acción voluntaria y en la participación de las personas mayores, para que su experiencia redunde en beneficio de ellas mismas y  de la sociedad».

Su programa estrella es Mayores Solidarios. Que según ellos se puede resumir en tres palabras: «invitar, formar y coordinar«. se encargan de captar y formar personas en los principios del voluntariado:

«no es un voluntariado para nuestra entidad sino que invitamos, formamos y coordinamos grupos de personas mayores voluntarias, que realizan su labor solidaria organizada en otras entidades».

Programas como éstos son el culmen de la beneficencia y los adultos mayores.

voluntariado de mayores

las cooperativas de mayores.

También conocidas como viviendas colaborativas. La mayoría han aparecido gracias a iniciativas particulares, grupos de amigos que preocupados por su futuro se ponen manos a la obra con un proyecto solidario con sus congéneres.

Personas que buscan envejecer de una forma activa y participativa, en un entorno amigable para todos, y  con todos los servicios que puedan necesitar. Logrando construir verdaderas comunidades vecinales, compartiendo su tiempo, sus aficiones, preocupaciones y  conocimientos. el  altruismo es una cualidad humana que no  tiene edad.

Adiper y Saluus orgullosas de participar con los mayores

Nos sentimos gozosos de poder colaborar con algunas asociaciones de mayores solidarios y comprometidos con diferentes proyectos. Colaboramos con CEATE (Confederación Española de Aulas de la Tercera Edad), «que trabaja en favor del bienestar, la salud integral y la calidad de vida de las personas mayores desde la cultura y el aprendizaje a lo largo de toda la vida, con el fin de que sigan activas, participativas y útiles a la sociedad». Ellos también cuentan con proyectos de voluntariado. Vienen desarrollando desde hace más de 20 año su proyecto de voluntariado cultural: personas mayores preparadas enseñan de forma voluntaria los museos y el patrimonio Artístico español a niños, jóvenes, adultos y adultos mayores.

 

Suscríbete

Y recibes promociones y novedades

Acepto las condiciones legales