Cambios en el hogar para acomodar una persona dependiente

« Volver

Cambios en el hogar para acomodar una persona dependiente

El tiempo es el mayor enemigo del deterioro, la vejez lo muestra claramente, ya que cuando las personas mayores pasan los 65 años aproximadamente, sus cuerpos no tienen la misma capacidad, resistencia o flexibilidad.

Por ello, ante esta situación es necesario adaptar ciertas partes de la casa para favorecer la vida cotidiana y limar los obstáculos que fueran necesarios para las personas dependientes, para ofrecer una mayor accesibilidad y evitar accidentes en el hogar.

El baño es una de las zonas que requieren una mayor inversión si se tiene bañera, para evitar caídas y facilitar la accesibilidades recomendable sustituir la bañera por un plato de ducha. Además, os aconsejamos usar diversos accesorios como alfombrillas antideslizantes o barras de sujeción en la ducha y el inodoro. Poner la calefacción o la estufa un poco antes de entrar al baño, para calentar la zona.

En el dormitorio nos centramos en los armarios donde se tiene tendencia a guardar la ropa de cama en las zonas altas, que son de difícil acceso para las personas mayores. Os recomendamos poner un par de juegos de ropa de cama a mano y guardar la ropa que no usemos en la zona alta, para evitar subir a una silla o escaleras para alcanzar la ropa de la zona superior.

La elección de la cama es otro de los puntos claves,deberemos optar por camas más altas y debemos de asegurarnos de que cabeceros, espejos, estanterías y cómodas estén bien anclados a la pared para evitar posibles accidentes en el dormitorio.

En la cocina hace falta es una buena organización, algo que se puede aplicar a todos los hogar (haya mayores o no). Por ello, ubicaremos en zonas que no requieran grandes movimientos aquello que se utilice normalmente como vasos, platos, una cazuela, cubiertos… Además, tendremos que prestar especial atención a dejar apagados todos los electrodomésticos como, por ejemplo, la vitrocerámica después de hacer la comida. En caso de que tengamos gas se deberá cerrar la llave de paso cuando no se esté utilizando, para evitar accidentes mayores.

En la zona del pasillo y las escaleras tendremos que tener cuidado con las alfombras de los pasillos, para no tropezar. Procura que haya luz en el pasillo, para que sea una zona con suficiente claridad y evitar tropiezos o golpes.

En las escaleras tendremos que colocar un pasamanos y si fuera necesario, elevadores.

Teniendo en cuenta esos puntos, la vida diaria en el hogar para una persona mayor y dependiente, será mucho más sencilla y positiva para todo y para todo. No olvides nunca, que la clave de envejecer, es proporcionar autonomía y estabilidad dentro de la dependencia para que las personas no se sientan fuera de lugar ni aisladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *