Siempre había pensado que eso de la “Eterna Juventud” consistía en tener un aspecto joven y desenfadado continuamente. Que por eso pasábamos la vida poniéndonos cremas, maquillajes y otras artimañas para aparentar que se tienen menos años de los que en realidad llevamos vividos.

¡Nada más lejos de la realidad! ¡Cómo había estado tan equivocada!

La eterna juventud no tiene nada que ver con la imagen; sino con la esencia de las personas y cómo afrontamos el hecho de cumplir años.

Ser joven eternamente significa vivir intensamente. Disfrutar cada instante que la vida te regala. Vivirlo siendo tú mismo, sin intentar ser otra persona, pero sin renunciar a las oportunidades que te ofrece la vida.

Entonces, ¿Qué cualidades debemos de tener para mantenernos siempre jóvenes?

A pesar de ser un concepto muy subjetivo y personal, te desvelo el secreto y te cuento algunas de las premisas más destacadas los jóvenes de más de 70 años:

  • Pasa de las arrugas! Las líneas de expresión no son más que la huella de aquello que se ha vivido. ¿Por qué esconderse? Ríe, llora y gesticula todo lo que quieras. Y, si aparecen esas rayitas junto a los ojos, dales la bienvenida.
  • Nunca es tarde. No digas que NO a las nuevas experiencias, ni pienses que “no tienes edad para…” ¿Cuál es la edad para viajar? ¿Y la edad para aprender? Ahora es el momento de empezar aquello que dejaste atrás o que no empezaste aún.

¿Por qué no? No te cuestiones por qué hacer algo, sino por qué no hacerlo. ¿Qué te lo impide? ¿A qué esperas para empezar?

  • Muévete, muévete mucho. En la medida de tus posibilidades practica una actividad física que sea gratificante para ti. Andar, bailar, correr o practicar un deporte de equipo. Llegues hasta donde llegues serás campeón o campeona de tu propia liga.
  • Haz bien y no mires a quién. Realiza alguna acción altruista. Bien desde una asociación como voluntariado o por iniciativa individual. Hará que te sientas mejor contigo mismo.
  • Dedica un rato a la meditación. La meditación es una práctica efectiva para eliminar estrés y entrar en contacto con la espiritualidad de cada uno. Lo ideal es dedicar un rato diario; si no lo consigues, al menos, dedica varios días a la semana.

El secreto de la juventud eterna está en tu interior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *