Un año más la  Organización de las Naciones Unidas ha hecho público su Informe Anual de la Felicidad de 2018, que sitúa a Finlandia como primero de la lista mundial. Destaca que el país nórdico ocupaba el quinto lugar en 2017  y ha avanzado hasta obtener esta primera posición relegando a Noruega  a la segunda posición.

Finlandia es campeona en el ámbito social, económico, político y educativo y lo muestran con orgullo en su la página del instituto de estadística finlandés que  tiene un apartado llamado Finlandia, entre las mejores del mundo que recoge decenas de estudios internacionales en los que ocupan los primeros puestos y a partir de ahora podrá anotar que  ha sido elegido como el país más feliz del mundo por la ONU en su Informe Anual de la Felicidad

Indicadores

Las variables que se estudian para analizar el estado de la felicidad son  ayudas sociales, esperanza de vida, libertad, generosidad, ausencia de corrupción, producto interior bruto y calidad de vida de los inmigrantes y Finlandia tiene como pilares la igualdad y el sistema educativo. Precisamente el tener la educación, como pilar básico hace que  “Finlandia tenga el mejor sistema educativo del mundo”.  según el Foro Económico Mundial, la educación primaria finlandesa es la mejor del mundo, mientras que la universitaria se encuentra en tercer lugar. La educación es gratuita hasta el bachillerato, y no existen las universidades privadas” y   la sociedad tienen  asumida la idea que la educación no termina con el bachillerato o la universidad y que  es algo que debe darse a lo largo de toda la vida, por lo que se fomenta tanto en casa como con formación continua tanto en las empresas como las administraciones, llegando a ocupar los adultos finlandeses,  el tercer puesto en el ranking de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en conocimiento de Lengua y Matemáticas.

Finlandia además encabeza otros indicadores de calidad que la hacen especialmente feliz y que se reflejan en el presente informe; Está a la cabeza  como el país con menor brecha salarial, (Foro Económico Mundial).

Finlandia es el segundo país del mundo con menor desigualdad entre niños, según UNICEF, y es  es el cuarto país con menor índice de pobreza del planeta.

Este informe de 2018 ha analizado con detenimiento además la felicidad de los inmigrantes, concluyendo que estos alcanzan el nivel de felicidad del país al que se mudan, siendo también los inmigrantes más felices del mundo.

Felicidad y Salud

La felicidad es beneficiosa para la salud física y está demostrado que el bienestar emocional y psicológico tiene efectos positivos en las personas, ya que tienen hábitos más saludables, como mantener una dieta equilibrada y reducir el sedentarismo y por ende se cuidan más.  Además, la felicidad contribuye a la buena salud del sistema cardiovascular y el inmunológico y se ven reducidos los niveles de ansiedad y estrés. La felicidad por lo tanto tiene sus efectos en la esperanza de vida, proporcionando mejor vida a los años y más años a la vida.

Ranking

El norte de Europa, ocupa los primeros puestos en el ranking mundial.  Después de Finlandia,  Noruega, Dinamarca, Islandia y Suiza, Países Bajos, Canadá, Nueva Zelanda, Suecia ocupan sendos puestos. España ocupa el puesto 36 de la lista, seguida por Colombia. El ránking está formado por 156 naciones de todo el mundo.

Algunos de los parámetros fundamentales para medir la felicidad de las personas son la salud y la esperanza de vida y en este aspecto España está a la cabeza según la OCDE, solo superado por Japón, situando la media 83 años (en mujeres, 85,8 años; frente a los hombres, que viven 80,1 años), por lo que en esperanza de vida,  les ganamos ya que  en España la esperanza de vida es de 83 años, mientras que en Finlandia no llega a los 82.

FActores

La clave de la felicidad finlandesa es la confianza, tanto entre sus habitantes como hacia sus políticos, una sociedad transparente con muchas políticas de apoyo social que convierte a Finlandia en  un país muy seguro e igualitario. Una sociedad sin grandes desigualdades.

Gratuidad en los servicios, no aporta felicidad, como es el caso de algunos de nuestros servicios. En Finlandia, que  tiene un sistema de salud público similar al nuestro, tienen copago en todos sus servicios. Se paga por la atención primaria, los ingresos en el hospital, las urgencias y los fármacos con receta y aunque nosotros les ganamos con  más médicos por cada mil habitantes –3,9 frente a 3,3–, tenemos la mitad de enfermeros: 5,3 frente a 10,3.

¿La encontraremos?

Y es que estamos en la búsqueda de la felicidad permanente,  un enigma que ha permanecido oculto a lo largo de toda la historia de la humanidad. Los parámetros para encontrar la felicidad son múltiples y variados; Hay personas que buscan la felicidad en la obtención de riqueza que les permita vivir lo más cómodamente posible; otros prefieren dedicar su existencia en la búsqueda del amor verdadero e incluso, hay quien decide entregarse al lado más espiritual de su existencia.

La búsqueda de la felicidad, ha llegado incluso a la Universidad, ya que desde este año la prestigiosa universidad de Yale imparte el curso ‘La psicología y la buena vida’, un  proyecto llevado a cabo por la profesora Laurie Santos que está resultando del todo exitoso, y que consiste en enseñarle a los estudiantes cómo vivir una vida plena, satisfactoria y feliz.

Durante sus conferencias  se busca que los alumnos muestren mayor gratitud hacia el resto, organicen mejor su tiempo y aumenten el nivel y número de sus interacciones sociales. El curso está enfocado en la psicología positiva, las condiciones necesarias para el desarrollo del individuo y la aplicación de las lecciones en la vida real.

La búsqueda de la felicidad es una tarea que nos preocupa y nos ocupa.  Se féliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *