Para celebrar el día internacional de la Zurdera, desde Saluus vamos a hacer un recorrido de los zurdos a través de la historia, analizando como han sido tratados.

Los zurdos a través de la historia. En la antigüedad

Los zurdos no siempre han tenido mala fama. Los celtas asociaban la feminidad con el lado izquierdo. Y como la feminidad se asocia al fruto de la vida, la fecundación era algo sagrado y por tanto se adoraba a la izquierda.

Posteriormente, los griegos representaban a los hombres con la derecha y a las mujeres con la izquierda, como si fueran polos opuestos pero complementarios. Fueron los cristianos con su expansión los que cambiarían estas percepciones. Las religiones judeocristianas atribuían la feminidad y la debilidad a las mujeres. Pues Eva nacería de la costilla izquierda Adán. Y además, el cristianismo también asoció la idea de la inmortalidad (vista de forma negativa) con el lado izquierdo.

Los musulmanes hacen la misma distinción de derecha e izquierda que la religión cristiana. Honran a la derecha dotándola de buenos propósitos, mientras que la izquierda la asocian con las cosas mundanas.

El uso de la mano izquierda ha sido castigado en muchas religiones. Entre las tribus de África se castigaba a los niños que usaban la mano izquierda incluso con quemaduras. Las tribus Zulus cavaban un hoyo en el suelo donde vertían agua hirviendo, y escaldaban la mano izquierda de los pequeños si los sorprendían utilizándola. Y por supuesto, la Inquisición también castigaría el uso de la mano izquierda.

No sólo la religión, la ciencia también los estigmatizó

Los psicoanalistas de principios del siglo XX veían la zurdera  como símbolo de desviación sexual, perversión y homosexualidad.

Estas ideas, religiosas o científicas, calaron en la sociedad a través de la educación. Pues desde las aulas se esparcieron como semillas de dientes de león.

Los niños de principios del siglo XX eran recriminados por usar la izquierda en casa, y también en los colegios. Incluso se llegaba a atar la mano izquierda a la espalda para evitar que la utilizaran a quienes eran zurdos. Esto desembocó en muchos casos en trastornos de ansiedad, tartamudeo o dislexia.

los zurdos a través de la historia

Afortunadamente el siglo XXI ha rebatido todas esas ideas sin fundamento

Zurdos son, simplemente, aquellas personas que tienden a utilizar el lado izquierdo del cuerpo con mayor soltura que el derecho. La lateralidad es algo normal y común en todos los humanos. Significa que la distribución de funciones se establece entre los dos hemisferios cerebrales que tenemos. Y según la distribución usaremos un lado del cuerpo u otro para realizar diferentes acciones. Así, tradicionalmente, el hemisferio izquierdo se asocia con el lenguaje, la inducción y la deducción. Mientras que el hemisferio derecho se encarga de la percepción de la forma y el color, el sentido espacial, la visión y la memoria visual y la creatividad. El hemisferio izquierdo controla el lado derecho del cuerpo, mientras que el hemisferio derecho hace lo propio con lado izquierdo del cuerpo. Una lateralidad bien definida establece un adecuado aprendizaje, en caso contrario es un gran factor de riesgo.

Por eso, ser zurdo no es ningún problema, siempre que exista lo que se llama homogeneidad en la dominancia pie-mano-ojo-oído. El problema de aprendizaje puede producirse cuando la dominancia no es homogénea sino cruzada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.