Recuérdame.
Hoy me tengo que ir mi Amor.
Recuérdame
No llores, por favor.
Te llevo en mi corazón y cerca me tendrás.
A solas yo te cantaré soñando en regresar.
Recuérdame

Con esta dulce canción, salida de los labios de un niño de ojos grandes y marrones, los estudios Disney Pixar, han logrado esta Navidad llegar a nuestros corazones.

Es cierto que no es la única vez, porque, si en algo son expertos los creadores de la animación, es en remover las emociones de grandes y pequeños.

Pero, ¿Qué tiene de especial esta película?

Para nosotros algo muy importante. La persona que, en un principio, pasa desapercibida, la abuela, la anciana de la familia, poco a poco cobra un papel protagonista.

A medida que avanza el largometraje, se da empoderamiento al papel de los mayores; en este caso una mujer mayor de pelo blanco, rostro entrañable y claros síntomas de Alzheimer. Se habla de la importancia de la familia y cómo influyen nuestros mayores en la vida cotidiana.

Refleja, claramente, cómo es la organización familiar de un hogar con una persona dependiente y la organización familiar entorno a ella.

Utilizando la cultura mejicana en general y la historia de una familia en particular, se normaliza la muerte como parte de la vida y la necesidad de recordar a los que ya no están; pues forman parte de la historia de cada uno de nosotros y nuestra identidad.

Para terminar, como no podía ser otra forma, el broche de oro. En este caso viene de la mano de la musicoterapia. La canción creada para Coco, escuchada desde el letargo del Alzheimer, evoca los recuerdos de la niñez y le despierta de nuevo a la consciencia. En este sentido, no es nada exagerado. La musicoterapia, aplicada a personas con deterioro cognitivo, es capaz de hacer magia por sí sola; y así lo muestra esta magnífica película.

¡No se lo pierdan! Coco merece la pena

1 comment

  1. ¡Me encanta!
    La guinda la pone la musicoterapia.
    No se dejaron ningún cabo por atar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *