65 años en nuestra vida, …y en la de Renault también.

« Volver

En una persona, según el departamento de Nutrición de la Clínica Eugin de Barcelona, a partir de los 65 años se producen, al menos, diez cambios significativos:

  • Menor capacidad digestiva, porque se segrega menos saliva y menos jugos gástricos.
  • Hay una cierta pérdida de capacidad de los sentidos del gusto y el olfato de manera que con el tiempo es más difícil encontrar el sabor y aroma de los alimentos.
  • Hay una disminución la motilidad digestiva, por lo que hay más tendencia al estreñimiento.
  • La absorción de nutrientes disminuye y es más fácil que haya carencias en el organismo de minerales como el hierro o el calcio.
  • Las arterias pierden parte de su elasticidad y la posibilidad de hipertensión y enfermedad cardiovascular aumenta.
  • Hay una tendencia marcada a perder masa muscular y a aumentar los depósitos grasos del cuerpo.
  • La masa ósea disminuye de una forma notable, especialmente si hay sedentarismo. También disminuye la masa y tamaño de las vísceras.
  • La tasa de filtrado renal también disminuye de manera que el organismo tiene menos capacidad de eliminar sustancias nocivas para el cuerpo.
  • Hay una pérdida progresiva de agua corporal. De ahí que se diga que el envejecimiento es, en parte, un proceso deshidratación.
  • Hay una menor capacidad de reacción inmunitaria frente a virus o bacterias.

A pesar de ello, no se alarmen porque este proceso «no ocurre todo de golpe, todo al mismo tiempo», sino que es progresivo.

Renault 4 CV, difícil de jubilar

Como progresiva ha sido igualmente la evolución en el mercado del automóvil, con especial relevancia estos días que celebramos el 65 aniversario de un vehículo muy especial.

Hasta hace poco, 65 años era un número redondo; la edad de la jubilación.  En 65 años hay mucha historia, también en Renault que celebra el 65 aniversario de la salida de fábrica en Valladolid del conocido popularmente 4/4, el primer utilitario fabricado en España, un título que disputa al Seat 600, y el único que ha obtenido la distinción de bien de interés cultural.

El primer Renault, llegó a Valladolid a cambiar el destino de la ciudad, en una caja de madera procedente de Francia y despiezado. Fue ensamblado en una nave situada junto al Arco de Ladrillo para, después, desplazar la producción en serie a la factoría de la carretera de Madrid.

El modelo Renault 4 CV, que era conocido popularmente como el 4/4 por sus cuatro puertas, cuatro cilindros y cuatro caballos, y que salió por primera vez al mercado el 18 de abril de 1953 se impuso desde su primer lanzamiento en el mercado de la época a pesar de las reticencias que en principio suscitó su motor trasero que le convirtió en el vehículo perfecto para las carreteras españolas de entonces.

Era duro, austero y bueno en las cuestas. Tenía un motor con solo tres marchas que arrancaba sin problemas aún en los rigores del clima extremo, y su suspensión independiente facilitaba la conducción por la incipiente red de carreteras de España.

Era el primer modelo fabricado por Renault en España y, todo ello, gracias al empeño del empresario y militar Manuel Jiménez-Alfaro, que vio las posibilidades en los planes industriales de la década de 1950 de la fabricación de vehículos. Este empresario, con interés en crear una fábrica de automóviles en Valladolid, para lo que contactó con Pierre Lefaucheux, presidente de Regie Nationale des Usines Renault, que fabricaba el Renault 4 CV, y el 12 de febrero de 1951 firmó en París el contrato para poder fabricar este modelo francés en España y en octubre de ese mismo año, el Gobierno español concedió a Jiménez-Alfaro el permiso para poner en marcha en Valladolid una industria del automóvil.

El Renault 4 CV, el popular 4/4, fue el primer modelo fabricado en la nueva empresa y el primer utilitario español, fue utilizado en autoescuelas, talleres, taxis y hasta compitió en rallyes y otras pruebas deportivas, lo que lo convirtió en el símbolo de la  ciudad de Valladolid y representante de una época de la historia de España.

65 años de vida, 65 años de historia.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.