ENVEJECIMIENTO ACTIVO, ¿EN QUÉ CONSISTE?

 |  Saluus

En todo el mundo, la proporción de personas mayores crece más rápidamente que cualquier otro grupo de edad. La esperanza de vida aumenta, llegando actualmente en nuestro país a los 80 años más o menos, lo que significa el envejecimiento global de la población española.

El envejecimiento de la sociedad puede considerarse un gran desafío, pues supone una mayor exigencia social y económica. De todas maneras, lo más importante, el verdadero reto del aumento de la esperanza de vida es conseguir conservar la calidad de vida de los mayores, lo que les va a permitir mantener la actividad y su independencia.

La mayoría de las personas se adaptan a los cambios que conlleva el envejecimiento y siguen siendo independientes incluso ya muy mayores. Hasta un 80% de las personas con 70 años mantiene una forma física y mental aceptables que les permite llevar su vida diaria con plena normalidad.

A pesar de ello, la sociedad en general sigue relacionando la vejez y a los mayores con la enfermedad, la dependencia y la falta de productividad, en muchas ocasiones haciendo caso omiso de su experiencia y su sabiduría. Por lo que es importante cambiar este ideario consolidando en su lugar el concepto del envejecimiento activo.

¿Qué es el envejecimiento activo?

La mejor definición es la adoptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que define el “envejecimiento activo” como “el proceso por el que se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez”. Esta definición no sólo contempla el envejecimiento desde la atención sanitaria, sino que incorpora todos los factores de las áreas social, económica y cultural que afectan al envejecimiento de las personas.

El envejecimiento activo debe considerarse un objetivo primordial tanto por la sociedad como por los responsables políticos, intentando mejorar la autonomía, la salud y la productividad de los mayores.

Este apoyo debe proporcionarse en las áreas de sanidad, economía, trabajo, educación, justicia, vivienda y transporte. Se deben perseguir ciertas metas importantes para garantizar esta calidad de vida.

  • Trabajar en investigar formas de evitar que sufran por enfermedades relacionadas con la edad.
  • Buscar fórmulas para conseguir que necesiten una atención sanitaria y social menor a la actual.
  • Incentivar acciones para evitar que padezcan situaciones de soledad, manteniendo su independencia y una buena calidad de vida.
  • Promover que sigan participando en el ámbito económico, social, cultural y político, tanto a través de trabajos remunerados como de colaboraciones sin remunerar.

Partiendo de estas máximas claras para la consecución de un plan de envejecimiento activo, pasaremos a profundizar en la búsqueda de las últimas acciones o innovaciones dentro de este campo. ¿Cuáles son las nuevas soluciones que encontrarán nuestros mayores para llegar a estas metas?

1. Actividades Intergeneracionales.

Una actividad intergeneracional, es aquella en la que participan personas de distintas edades con el propósito de aumentar la cooperación, la interacción y el intercambio de conocimientos y experiencias.

La diferencia de edad que existe entre los participantes de las actividades intergeneracionales proporciona múltiples beneficios tanto para los mayores, como para los más pequeños.
Diferentes estudios psicogerontológicos han demostrado que las personas mayores que practican este tipo de actividades son más felices.

2. Deporte.

Incentivar las actividades físicas entre nuestros mayores ayudará a mantener su bienestar físico y mental. Cada día es más habitual encontrar a usuarios senior en gimnasios y centros deportivos. Incluso en estos, es común encontrar actividades enfocadas en las necesidades de este sector, ya que el estilo de vida de los más veteranos es más activo que hace unos años. Este aumento de la actividad física trae consigo una serie de beneficios, por lo que es interesante continuar incentivando la práctica de deporte para mejorar la calidad de vida:

  • Tanto la calidad del hueso como la fuerza muscular, la elasticidad, el sistema inmunológico o la eficacia cardiorrespiratoria mejoran considerablemente.
  • Aumenta la memoria y reduce el riesgo de padecer depresión, ansiedad y estrés.
  • Un estudio del Instituto Karolinska (Suecia) constató que el ejercicio físico disminuye el riesgo de padecer cualquier tipo de demencia en la vejez y puede reducir hasta en un 40 por ciento el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular.
  • Mejora la composición corporal y, con ello, ayuda a controlar la tensión.
  • Junto a una dieta cardiosaludable, reduce el riesgo de contraer diabetes tipo 2.
  • En personas con baja resistencia aeróbica que precisan ayuda para realizar las tareas de la vida cotidiana, la práctica de un ejercicio físico mejora su consumo máximo de oxígeno y les hace ganar independencia.
  • Disminuye las cifras de colesterol en sangre y la grasa total del cuerpo.

En definitiva, todo son ventajas para nuestros mayores. Por lo que desde Ayuntamientos y asociaciones se deben organizar actividades físicas para facilitar a todos el acceso a un estilo de vida saludable.

3. El uso de las nuevas tecnologías.

Los avances en tecnología dan vértigo porque, a veces, se mueven más rápido que nuestra capacidad de adaptación. Las nuevas tecnologías pueden ayudar a los adultos mayores en diversas áreas, tanto en la salud como en cualquier otro ámbito que necesiten en su día a día. Aunque para nuestros mayores el esfuerzo de adaptarse al ritmo de cambio puede parecer mayor, por suerte, hoy día se promueve que la tecnología sea cada vez más accesible para evitar esas temidas barreras de entrada.

Un gran avance, en este sentido, es tener cerca lo que está lejos. Un claro ejemplo son las personas, que por muy lejos que se puedan encontrar, puedes verlas y hablar con ellas directamente. Las aplicaciones con este tipo de funcionalidades cada vez son más intuitivas, facilitando a las personas mayores su uso cotidiano.

Las nuevas tecnologías abren una ventana al ocio infinita y cada día es más habitual encontrar opciones de entretenimiento accesibles para los usuarios de mayor edad. El ocio y el entretenimiento es vital para las personas que disponen de mucho tiempo libre o no tienen compañía.

Aprender a manejar los dispositivos y utilizar las diferentes aplicaciones hacen que la mente de las personas mayores esté más abierta y activa. Esto aumenta su seguridad, autoestima y los anima probar nuevos retos en el mundo offline.

4. Inserción laboral de nuestros mayores.

Muchos de nuestros mayores sufrieron al ver llegar el momento en el que terminaba su vida laboral, pues ellos sentían que aún podían continuar con su labor y no anhelaban colgar la toalla. En estos casos, la psicología advierte de que es muy favorable para el bienestar mental de nuestros mayores, no sentirse apartados o inútiles en sus últimos años de vida. La inserción laboral de nuestros mayores, puede no parecer una prioridad en una sociedad en la que falta empleo para los más jóvenes, sin embargo, puede resultar de gran valor desde un enfoque social. No solo porque son nuestros mayores aquellos que más conocimiento poseen y pueden transmitir a nuestros jóvenes, sino también para concederles a aquellos que aún deseen trabajar, su deseo tras una vida de trabajo.

Algunas empresas han incluido en sus políticas de RRHH planes de gestión de la edad, para evitar la discriminación de personas mayores de 55 años. Otras, ofrecen a los empleados que no quieran jubilarse, jornadas adaptadas a sus necesidades. Actualmente, el Gobierno de España se encuentra trabajando en un plan de reinserción laboral de nuestros mayores.

CONCLUSIONES

Los avances en materia de TICs, tanto como en otros campos relacionados con la salud y el bienestar de nuestros mayores, parecen dibujar un marco mucho más esperanzador para aquellas personas que busquen permanecer activos en su vejez. Este parece un gran paso que, sumado a las nuevas iniciativas sociales de inserción de nuestros mayores, ayudan a consolidar un excelente entorno social donde nuestros mayores puedan asegurar su calidad de vida.

Proyecto de Comercio Electrónico y TIC Objetivo Temático: "Mejorar el uso y la calidad de las TIC y el acceso a las mismas".

Logo Saluus envejecimiento activo
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.